Entrevista a presa política Liliany Obando, socióloga encarcelada por el gobierno colombiano

Entrevista a presa política Liliany Obando, socióloga encarcelada por el gobierno colombiano

VIDEO Entrevista a presa política Liliany Obando, socióloga encarcelada por el gobierno colombiano

“(…)demostrar la ilegalidad y la nulidad de esas “pruebas” porque no sólo es Liliany Obando la que hoy está en la cárcel, sino que con las mismas “pruebas” pretenden vincular a muchas personas más, y entonces esta debería ser también ser una lucha colectiva” Liliany Obando

 

 

Entrevista por Rpasur.com/ transcripción APCrítico

 

http://www.youtube.com/watch?v=mnaoC9zW4pY

 

La invisibilización y la anulación de la oposición política al gobierno colombiano ha sido una de las estrategias que históricamente se han utilizado en el país, para contrarrestar la permanente resistencia, denuncia, lucha y propuestas que se ha venido gestando durante muchos años desde las organizaciones sociales y populares.

 

 

En este sentido son alrededor de 7500 prisioneras y prisioneros políticos en Colombia, que pueblan las 140 cárceles del país, prueba fehaciente de la represión estatal y de la falta de libertades de expresión que no solo han provocado el derrame de sangre, si no la permanencia en el poder de grupos económicos y políticos que han diezmado el país. Esta intolerancia política ejercida por parte del régimen colombiano deriva en la existencia de un conflicto político social y armado.

 

 

Liliany Patricia Obando es una prisionera política que cumple ya 2 años, 5 meses y 12 días de detención arbitraria, sin que hasta el día de hoy se haya definido su situación jurídica, es licenciada en lenguas modernas de la Universidad de Nariño, socióloga de la Universidad Nacional, estudiante de estudios políticos y defensora de derechos humanos, que como muchas y muchos prisioneros políticos a sufrido la violación de sus derechos al interior de su sitio de reclusión, sufriendo el permanente estigma de ” enemigos internos”, y la invisibilización por parte de los medios, pero que sin embargo fiel a sus convicciones todavía resisten, luchan, vive.

A dos días luego de su audiencia pública, La Red de Prensa Alternativa del Sur Occidente Colombiano dialogó con Liliany Patricia Obando desde la reclusión de mujeres de Bogotá.

 

 

Transcripción de algunas partes del AUDIO

· De qué acusa el gobierno colombiano a la defensora de derechos humanos Liliany Obando:

“Como pasa con miles de hombres y mujeres que hacemos oposición a un estado y a unos gobiernos que consideramos injustos, somos acusados de “rebelión” y también la justicia colombiana para hacer más duras las condenas desde hace algunos años ha recurrido adicionalmente a elevar cargos por cualquier vínculo con actividades terroristas, en el caso mío se me acusa de “rebelión” y “administración de recursos con fines terroristas””

· No hay fundamento alguno para esta acusación

“Sí, así es. Y hay que decir que el proceso al que se me vincula tiene su origen en la operación Fénix. Fénix es la operación en la que el ejercito colombiano en compañía de fuerzas militares al parecer de otro país, incursionaron ilegalmente en territorio de otro país, del Ecuador (…) Y el proceso deviene de la supuesta adquisición en ese campamento de supuestos computadores ilegalmente recolectados (…) Entonces la posición de mi defensa es que están partiendo de “pruebas ” que fueron recaudadas de manera ilegal, porque se violaron todos los convenios relativos a la recolección de evidencias (…) sin una orden, ni autorización de una autoridad competente del otro país, eso anula las “pruebas”. Pero además ha habido manipulación a posteriori de las mismas supuestas evidencias”

· Montajes judiciales sistemáticos contra defensores de derechos humanos

“Con este proceso se ha pretendido tender una cortina de humo alrededor del escándalo de la para-política (paramilitarismo impulsado desde altos políticos), para ello necesitaban crear algo nombrado la FARC-Política (…) sin embargo la senadora Gloria Inés Ramírez, la senadora Piedad Córdoba, Carlos Lozano, Álvaro Leyva, y otras personalidades que han sido vinculadas al mismo proceso han tenido, algunos de ellos que ser absueltos(…) la única persona tras las rejas, sin derecho a debida defensa he sido yo, porque necesi
tan mantener en pié lo que ellos llaman las FARC-política: esto aún cuando no han podido condenarme, porque no hay ninguna prueba. Mi caso es uno más de los tantos “falsos positivos judiciales”, con el que se pretende mantener una farsa”

“Quienes estamos asumiendo un trabajo serio en la defensa de los derechos humanos somos perseguidos. Mi trabajo se trataba de llevarles herramientas en derechos humanos y en materia legal a la comunidades campesinas (…) apoyo en materia legal (…) Realizaba trabajo de educación popular en las comunidades, hacía proyectos de formación y de educación de derechos humanos en las comunidades. Eso es lo que incomoda a los gobiernos de turno: que haya gente que esté asumiendo la defensa de los derechos humanos de las poblaciones más vulnerables de Colombia”

“Podría estar muerta en este momento (…) Quienes defendemos los derechos humanos en Colombia, los sindicalistas, hacemos un trabajo de alto riesgo (…) recibir llamadas amenazantes, estar en listas negras, en informes de inteligencia (…)

· Violados los derechos de las presas políticas madres cabeza de hogar

“No han tenido un fundamento de rigor en derecho para negarme a mí la detención domiciliaria (…) a las personas que estamos detenidas por “rebelión” se nos considera el enemigo interno, y se nos niegan los derechos que por ley tenemos. (…) Derechos que sin embargo les otorgan a los paramilitares y a los delincuentes de cuello blanco con toda facilidad”

· Acerca de su último escrito:“Reflexiones sobre la política criminal y el tratamiento carcelario en Colombia”, un informe acerca de la difícil situación de las mujeres prisioneras políticas en las cárceles colombianas

Estar en la cárcel con mi carácter de socióloga me ha permitido hacer un trabajo de campo acerca de la situación penitenciaria y carcelaria. Es una situación caótica, no es una política pensada en re-socializar sino más bien lo contrario (…) en el caso de las mujeres la situación que la política penitenciaria jamás ha contemplado incluir una condición de género. (…)

· Los hijos de la dignidad

“la situación con los hijos es una situación que pone en evidencia la no consideración de género (…) la visita de nuestro hijos menores de 12 años sólo contempla una visita al mes, esto crea una difícil situación (…) algunos hijos e hijas conviven con las internas, y es una situación muy difícil, son niños que tienen un nivel de desarrollo psicosocial diferente (…) sometidos a situaciones de malos tratos, gritos, situaciones que un menor no debería estar viviendo (…) las cárceles no les ofrecen las condiciones de dignidad (…)”

· Acerca de la gravísima situación de los niños hijos de madres presas

“En las cárceles donde hay mujeres con sus hijos no existe una enfermería adecuada (…) está la amenaza latente de que se van a llevar a sus hijos a “Bienestar Familiar” (quitarles los hijos) (…) también en algunas de las reclusiones de mujeres existen guarderías infantiles pero que no están atendidas por personal idóneo lo que ha llevado a situaciones de riesgo para los menores porque ha habido intentos de violación de algunos de estos menores en la guardería, o malos tratos físicos”

· Acerca de las agresiones sufridas por las detenidas políticas

“Personalmente he sufrido bastante persecución por parte del personal del INPEC. Aquí en la cárcel he tratado de mantener mi trabajo defensora de derechos humanos; aquí se dan multitud de vulneraciones a los derechos humanos, y he asumido la denuncia en estos temas, y esto obviamente ha traído animadversión por parte del personal de custodia hacía mí (…) muchas situaciones contra las demás compañeras también: tratos degradantes, humillaciones, pretensiones de imponer castigos no permitidos (…) eso hace parte de la cotidianidad (…) situaciones de tortura, vulneraciones de las condiciones mínimas de vida, por ejemplo en el establecimiento carcelario de Valledupar(…)”

· Acerca de las situación específica de los presos políticos

“Las condiciones de la cárcel son rigurosas para todos, pero para nosotras las presas políticas son aún más adversas, somos consideradas “el enemigo interno”. Nosotras por ejemplo estamos en un pabellón de alta seguridad, aisladas (…) restricciones y condiciones mucho más rigurosas”

“hay pabellones con privilegios como los pabellones para Para-políticos, para los de cuello blanco”

· Acerca de si las convicciones políticas siguen todavía en pié pese a todas las humillaciones, torturas y degradaciones

“Encerraron mi cuerpo pero mi compromiso sigue firme: no me van a quebrantar por tenerme tras una reja, al contrario, tras ver tantas injusticias contra las presas políticas, nos confirman la justeza de una lucha por un país diferente. Sin embargo hay que decir que el Estado por todos los medios trata de doblegar y de quebrantar la moral de los presos políticos: de hecho la “Ley de justicia y Paz” y todas estas ofertas inmorales de mentir, de entregar, de señalar a luchadoras sociales también han tenido su cometido, y esa es otra de las denuncias que nosotros hacemos. Pedimos que se nos respete como está establecido en la legislación nacional e internacional, que se nos respete la clasificación, nuestra condición de presos políticos: no se respeta y se pone en riesgo nuestra seguridad y la de las personas que nos visitan, cuando nos revuelven con los
paramilitares”

· 7.500 presos políticos: una cifra supremamente alarmante que los medios de comunicación masivos no han difundido

“Pienso que los medios de comunicación deberían cumplir con la función de informar y no de desinformar. A la situación del conflicto colombiano tiene que dársele un tratamiento más objetivo; hay prisioneros de las dos partes, tiene que mostrarse la totalidad del fenómeno. No sólo mostrar a los prisioneros en la selva alrededor de los cuales sí se ha hecho una gran difusión en todos los medios, y permanentemente hay campañas alrededor de eso (…) Si se quiere ser objetivo se debe cubrir la totalidad del fenómeno, pero más allá: Si se quiere aportar a que en este país algún día haya paz con justicia social, también tienen que hacer una mirada acerca de lo que está ocurriendo en las cárceles con los miles y miles de prisioneros políticos… muchos de ellos inocentes, que se encuentran en las cárceles por hacer sido una voz crítica al estado”

· Acerca del acuerdo de intercambio humanitario de presos

“Para nosotros el acuerdo humanitario sigue siendo algo muy importante (…) con lo que significa ser en Colombia un prisionero político: incluyendo la globalidad de los presos políticos. Los prisioneros políticos no sólo son los de la población insurgente, sino que los presos políticos también somos los defensores de derechos humanos, los sindicalistas, los líderes campesinos (…) entonces cuando de habla de intercambio humanitario -y pensamos que asimismo lo ha entendido la guerrilla de las FARC- así como el estado colombiano nos ha impuesto a miles de colombianas y colombianos el carácter de “rebeldes” y se nos lleva a un cárcel y se nos aplica el “delito de rebelión” por el sólo hecho de pensar distinto, pues asimismo la guerrilla ha asumido que si el estado colombiano homologa a todo el mundo a “rebelión”, pues en el intercambio humanitario debemos estar incluidos todos los presos políticos, no sólo los prisioneros de guerra sino la amplia gama de prisioneros políticos”

· Acerca de la cantidad de detenciones de sindicalistas y estudiantes ocurridas en enero 2011, bajo burdos montajes judiciales

“Mucha fortaleza, al ser perseguido y judicializado uno debe mantener la moral en alto y hay que seguir adelante, por la causa de una Colombia nueva, distinta, democrática, incluyente, con justicia social que nos necesita, no importa desde dónde nos toque estar, la lucha continúa, nosotros desde la cárcel consideramos que las denuncias deben proseguir así sea entre rejas, y pensamos que las personas que se encuentran en una situación de persecución no tienen que dejarse amilanar (…) como opositores políticos sabemos que estas situaciones son parte de nuestra oposición, debemos mantenernos con la frente en alto”

“Si le haría un llamado a las organizaciones sociales: que no dejen solos a sus miembros cuando caen en prisión, cuando caen en una situación difícil: porque si bien el luchador social continúa siéndolo desde donde esté, también mucho ayuda que las organizaciones desde fuera no le dejen solo”

· Campaña internacional para su liberación

“Yo he sido afortunada porque muchas personas que conocieron de mi trabajo y compromiso han seguido apoyándome, ha habido un campaña por mi liberación, y tengo claro que esa campaña no es una campaña individual, sino que la hemos hecho como una campaña extensiva para todas las presas y los presos políticos en Colombia. Hay muchas organizaciones desde las más diversas latitudes que nos han apoyado, convergen muchas organizaciones de derechos humanos, sindicales, gremiales, personalidades, puedo mencionar algunas, y muchas otras que por la premura del momento no podré mencionar (…) Justice for Colombia, parlamentarios (…) quiero destacar el papel de la campaña permanente por la defensa y liberación de los presos políticos Traspasa los Muros y de la asociación Lazos de dignidad (…)”

· A nivel judicial, qué viene en los próximos meses

“Este ha sido un proceso demasiado largo (…) quedan pendientes testimonios pedidos por la defensa, luego vendrá una fase final de los alegatos (…)”

· Acerca de la resistencia de campesinos, indígenas, afro descendientes

“Un abrazo fraterno, mi más amplia solidaridad hacia todas aquellas mujeres y hombres que luchan por una vida más digna (…) que sigan adelante, pese a lo difícil que es hacer la lucha social en Colombia, porque merecemos una patria más justa y en Paz”

· Que se sepa la verdad

“Me parece importante precisar que el proceso mío tiene su origen en la operación Fénix, y cabe resaltar que la verdad sobre que lo que ocurrió en la operación Fénix en el Ecuador aún no esta contado. Hubo una incursión ilegal, tanto armada como judicial, con una recolección ilegal de “evidencias”: fue ilegal desde el punto de vista de los protocolos que regulan la guerra, porque hasta la guerra tiene límites y sus regulaciones (…) Todavía existe un cuerpo secuestrado y desaparecido, que es el cuerpo de Raúl Reyes que desapareció tras la incursión, tras traerlo a Bogotá, nunca le hicieron la entrega del cuerpo a sus familiares que lo reclamaron (…) Habría que ver cuantos crímenes de guerra se cometieron en el lugar aparte de todas las ilegalidades que hay.

Cuando uno trabaja por la verdad, por la paz y por la justicia, pues uno tiene que exigir que todas estas cosas se aclaren. Que haya una verdad y un esclarecimiento de lo que allí ocurrió. De allí deriva todo este proceso de las “FARC-Política”, con el que han puesto en la picota pública a muchas personas, y que esperan judicia
lizar a partir de las supuestas “evidencias” a muchas personas más.

· Nulidad de “pruebas” informáticas recolectadas ilegalmente y manipuladas

Sin embargo decirles que esas “evidencias” desde el punto de vista legal, tanto internacional, como nacional son nulas. Son Nulas y sin embargo como lo hemos visto en mi proceso las adelantan (…) y esa ha sido la lucha mía en el proceso: demostrar la ilegalidad y la nulidad de esas “pruebas” porque no sólo es Liliany Obando la que hoy está en la cárcel, sino que con las mismas “pruebas” pretenden vincular a muchas personas más, y entonces esta debería ser también ser una lucha colectiva”

VIDEO-AUDIO:

http://www.youtube.com/watch?v=mnaoC9zW4pY
— 
Visita:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 + 20 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>